NOTICIAS

El Yeti apareció con ganas Destacado

No hay más que darle tiempo al tiempo para realizar aquello que te propones, solo falta decidir si a corto, medio, o largo plazo. Pienso que ha sido a medio plazo, pero la espera ha merecido la pena, ya que conocer Sierra Espuña en todo su esplendor, bueno, o casi en una mañana, es muy placentero, aunque por otro lado piensas que no te da tiempo a disfrutarla todo lo que quisieras.

La Yeti Trail era una buena excusa para hacerlo, aunque hubiera cambiado de ubicación, su itinerario de 40 km y 2000 m positivos, en su mayoría, era por el corazón de Sierra Espuña, pasando por la zona recreativa de la Perdiz, Cumbre del Sombrero, Peña apartada, Collado Pilón, Collado Mangueta, dientes de la Vieja, Morrón de Alhama, El Portillo o el Barranco del Gargantón, para terminar en la Pedanía muleña de Casas Nuevas. Además, es la primera prueba puntuable para la nueva liga de montaña que organiza la Federación de Atletismo de la Región de Murcia. Es una de las carreras que a pesar de estar cerca de casa, había que madrugar porque el traslado en autobús hasta el punto de inicio era largo, no por la distancia, sino por la estrechez de la carretera. Así que a las cinco arriba y de nuevo a recoger dorsal y asiento de autobús. Llegamos con escasos 15 minutos para la salida, pero sorpresa que el otro autobús no llegaba y nos comunican que llegan diez minutos tarde. Al final salimos con casi media hora de retraso (jamás entenderé estos traslados que para mi son innecesarios). Iba mal de sensaciones ya que hasta última hora no decidí si ir o no, así que no lo tenía muy claro, pero por otro lado tenía ganas de correr por la zona. El inicio fue raro, me veo bien, pero al poco las piernas las noto cansadas, quizá no había recuperado lo que querría de los 90k. Recapitulo el formato y reinicio de nuevo, pongo ritmo veleta e inicio la primera subida (había tres y muy seguidas) con niebla fría que iba distorsionando las vistas y fracasando en mi intento de disfrutar. Termino la subida a la Peña Apartada e inicio el descenso por una arista muy técnica a lo que voy pendiente de la misma. En un amago de ver un poco de paisaje bajando cometo el error de levantar la cabeza y disfrutar el paisaje, justo al volver la mirada a la senda, "zasca" caída al canto a todo lo largo. un fuerte golpe con corte y rasguños a lo que la inercia me hace levantarme rápidamente. Duele y mucho, decido de no parar para no enfriar y valoro daños mentalmente. Ufff, la cosa va mal, mal de piernas, dolor, y pocas ganas, en el km 13 decido de retirarme en el próximo punto de control. Llego al km 16 y los jueces me dicen que si quiero abandonar lo haga por una zona que acorta el recorrido, como un poco y decido ir por el recorrido y decidir un poco más adelante, pero me encuentro bien, las piernas duelen menos, y el castañazo pasa a leve. Pasamos por una ladera que le da la vuelta al morrón, muy chula, divertida y entretenida. Terminamos en una zigzagueante escalera de ascenso al Morrón de Alhama (última subida seria) en el que coronamos y en el descenso está el tercer avituallamiento, km 27, como un poco y continúo. Lo que queda es cuesta abajo y llano, aunque no me cuadraba el desnivel acumulado. Faltaban unos 250 metros todavía, otro corredor que fuimos juntos en casi todo el camino me dice que no hay más subidas, desconfío y seguimos bajando. Al cruzar el collado del Portillo en la cara de Casas Nuevas, nos llega la sorpresa del día, camino forestal y subida, ahí llegaba lo que faltaba. en el cuarto avituallamiento km 37, nos dicen que quedan 4 km. Sigo desconfiando, pero continúo mi camino, no tenía meta fijada ni tiempo por llegar. Llegamos al km 40, 41 y montaña, 42 y montaña, las piernas ya las notaba mal, el cuerpo mal, la mente tocada, por fin el desvío de bajada (por cierto la senda o lo que fuera aquello muy mal por parte de la organización, se notó que entraron a saco para hacerla), ya se oía la música del speaker y poca distancia, aún así entro en meta con 43,6 km de recorrido, 3.6 kms más de lo anunciado (no tengo nada en contra de la distancia, pero por favor que lo comuniquen a la salida o con un correo que serán 43,6 no 40km). Una vez terminada, toca analizar, descansar un poco y valorar. Me ha gustado en cierta parte, no la he podido disfrutar quizá por lo condicionado del castañazo, también por la niebla, y un poco por los 90k. Los avituallamientos y la bolsa del corredor un poco flojos con respecto al precio de la inscripción. El recorrido si que me gustó en su mayor parte, aunque también se echó de menos, voluntarios o gente en zonas técnicas. Vi gente que realmente lo paso mal en algunos tramos. El puesto es lo de menos, 6:11:32 siendo el 65 de la general, aunque me gustó que muchos de los corredores de montaña de primer nivel de la Región, se dieran cita en esta prueba, a pesar de que también se celebraba el Mentiras Vertical, y la II Alhama Trail al día siguiente.

Modificado por última vez enViernes, 19 Enero 2018 13:04

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

                                         LOGO VERTICAL           

Log in